Testimonios

“ Nuestro hijo no necesitaba un jardín infantil con carga académica, ni que le pintaran un mundo irreal. Por ello decidimos hacer algo diferente por él y cuando lo veíamos llegar por las tardes de BAUHAUS completamente contento y hablando de sus aventuras y sus amigos, supimos que habíamos acertado. En BAUHAUS "Alejito De La Parra" ha sido valorado, reconocido y feliz, que es lo más importante. Además ha aprendido y ha crecido como persona. Ahora está preparado para afrontar el colegio de grandes y sabemos que lo hará bien y que lo disfrutará, como disfrutó cada momento en BAU. Gracias a toda la familia Bau a la que llevaremos en nuestros corazones. Solo nos queda decir "no preparemos a nuestros hijos para el mundo que nos tocó vivir, sino para el que ellos vivirán" GRACIAS BAUHAUS!!!. ”

Mejores colegios de Tabio

Fabian de la Parra, Papá jardín Bauhaus

“ Bauhaus más que una pedagogía es una filosofía de vida, que permea a los niños y todo su entorno.
Es un lugar donde los niños son los maestros, donde son escuchados y respetados como individuos, donde el arte, el espacio y los materiales generan conocimiento. Bau es un lugar de autoconocimiento, es un espacio para crecer como personas, como familia y como sociedad.
Bau es una educación consciente, que evoluciona, que transforma, que genera, que sabe que cada niño aprende y se desarrolla de forma diferente y única. ”

Ángela Gallo, Papá jardín Bauhaus

“Bauhaus de la montaña es darle la oportunidad a nuestros hijos de desarrollar su potencial individual siendo felices, al crecer rodeados de naturaleza formarán su propia perspectiva del mundo desde lo esencial. Ellos podrán valorar su derecho a recibir todos los regalos que el universo les da y también formarán su estimación de la importancia de responder con reciprocidad, siendo creadores de criterios y valores tanto individuales como colectivos, que les permitirán formarse como seres humanos únicos, capaces de cuidar su cuerpo, a sus pares y su entorno como parte de un todo. “

Mejores colegios de Tenjo

Jaime Pacheco, papá jardín Bauhaus